Analista político sostiene que competir en dos listas parlamentarias perjudica la opción presidencial de la DC

Tras la Junta Nacional de la Democracia Cristiana, que proclamó a la timonel del partido como candidata presidencial, la falange ratificó su interés por conformar dos listas parlamentarias. Aunque la DC sostiene que esto permite expresar mejor “la unidad de la centroizquierda”, personeros del oficialismo salieron a criticar el interés de la colectividad, afirmando que una decisión de este tipo va justo en contra de esto.

Con todo, para el analista político y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Dr. Bernardo Navarrete, “la posibilidad real de ir a la elección parlamentaria con dos listas debilita la posición de la candidata proclamada. Ella manifiesta que la carrera presidencial del oficialismo primero debe ser dentro de una coalición de centroizquierda, y que debe ser definido mediante primarias”, sostiene.

El experto indica que ir con dos listas sería una decisión en línea con que el partido presente su opción presidencial directamente en primera vuelta. “La idea de presentarse con dos listas es más una estrategia que una certidumbre. Para muchos, una estrategia de negociación parlamentaria, pero a costa de la candidata. Se están priorizando más los intereses de los congresistas”, subraya.

El Dr. Navarrete advierte que a Goic, en su calidad de senadora, candidata presidencial y presidenta del partido, “las responsabilidades se le están sumando”.

“Lo clave acá es que cualquier desavenencia o conflicto durante la negociación parlamentaria se le termina traspasando a la candidata y la debilita, porque no se sabe si le dará prioridad a una buena negociación, lo que también le puede hacer perder presencia ante la opinión pública”, agrega.

El experto señala que “si el costo de mantener una candidatura presidencial hasta noviembre lo va a asumir solo Carolina Goic, las facciones internas y parlamentarias se ven beneficiadas, porque pueden fortalecer su posición dentro de las listas”.

Por otra parte, sostiene que, en base a las experiencias en la carrera presidencial de Claudio Orrego y Soledad Alvear, los dirigentes del partido serán menos proclives a apoyarla si su opción no se consolida en el tiempo. “Esto es como un seguro para poder desembarcarse de la competencia”, estima.

Sin embargo, expresa dudas respecto a que “quienes van a la reelección quieran ir en dos listas en términos reales, porque es más costoso introducir incertidumbre. Esto parece más una estrategia que una convicción”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *