Serviu Maule llamó a realizar un buen uso de las viviendas sociales destinadas a familias vulnerables

El Delegado Provincial del Serviu Maule en Linares, Rafael Viguera, indicó que continúan con el Plan de Fiscalización a todos los conjuntos habitacionales financiados con subsidios habitacionales para viviendas sociales.

La Ley 20.738 establece que Serviu Maule puede solicitar la restitución del subsidio asignado a través del remate de la vivienda, cuando el beneficiario o alguno de los miembros de su grupo familiar no la esté habitando o esté siendo usada para obtener beneficio pecuniario, durante los primeros 5 años contados desde la fecha en que fue entregada la vivienda social.

La fiscalización se realiza cumpliendo con las disposiciones del Ministerio de Vivienda y Urbanismo para asegurar que las casas o departamentos sean habitadas por los beneficiarios a quienes fue asignado el subsidio habitacional.

“Nosotros como Serviu debemos velar por la real ocupación de las viviendas sociales entregadas a las familias vulnerables. En el caso que las viviendas se encuentren desocupadas o con un uso distinto al habitacional, se procede a la recuperación de las mismas para su reasignación a las muchas familias catalogadas como casos críticos que requieren de una solución habitacional en el más corto plazo”, manifestó Rafael Viguera.

El representante de Serviu Maule señaló, “estamos realizando las fiscalizaciones y hay varias viviendas que se encuentran en juicio en los tribunales de Linares, pero además los vecinos denuncian el mal uso de las viviendas”.

RECUPERACIÓN EN LINARES

Este fue el caso de la Villa el Molino 2 en Linares. En septiembre del año 2012, un grupo de 47 familias damnificadas por el terremoto de 2010 recibieron una vivienda como parte del Plan de Reconstrucción. Uno de esos beneficiarios nunca utilizó la vivienda ubicada en el pasaje La Mancha, sino que durante 3 años la arrendó por unos 50 mil pesos mensuales, quedando la casa posteriormente abandonada.

Fue así como Serviu Maule recuperó esta vivienda, la cual fue entregada a Catalina Vásquez y su familia formada por 7 hijos, todos estudiantes en varios establecimientos educacionales de la comuna de Linares.

El inmueble cuenta con estar, comedor, cocina, baño y dos dormitorios, que fueron reparados por el equipo de la Delegación Provincial de Serviu Maule para dignificar a esta familia.

“Esta vivienda se reasignó a la señora Catalina, ella tiene una familia muy numerosa y por eso ellos están muy contentos. Ahora seguiremos apoyándola, para que ella pueda realizar una ampliación o mejoramiento de su vivienda, porque sabemos que es fundamental mejorar la calidad de vida de esta familia con sus 7 hijos”.

“Me costó mucho tener mi casa, y ahora estoy muy feliz. Llevo 6 años en Linares, llegue arrendando, se terminó el contrato y me desalojaron. Después viví con mis hijos en una sede social, de ahí me habilitaron una casa en la Oscar Bonilla y del Serviu me ayudaron mucho para mi casa propia”, agradeció Catalina Vásquez.

La señora Catalina también hizo un llamado para sensibilizar a las familias que no utilizan su vivienda social

“Hay gente que tiene cosa propia y no la saben utilizar. En cambio hay otras personas que las necesitamos mucho. Hay que ser un poquito más consciente, porque hay muchas familias que tienen su ahorro y es difícil. Ahora estamos felices, yo soy sola con mis 7 hijos y ya no tengo que estar haciendo malabares para juntar la plata del arriendo, por eso le doy las gracias a Serviu por todo lo que han hecho por nosotros”.

Serviu Maule subraya que el Plan de Fiscalización de Viviendas Sociales se verifica la obligación de habitar, prohibición de arrendar y enajenar. Es decir, durante un plazo de 5 años el beneficiario no podrá gravar ni enajenar la propiedad y en los casos donde se aplique la densificación en altura, la prohibición será de 10 años.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *