Innovación médica desde el Maule para la región y el país

Atraídos por una innovadora terapia kinésica, una delegación de la Corporación de Educación y Salud para Niños con Síndrome de Down (Edudown) de Santiago, que atiende a más de 500 menores, viajó hasta la Región del Maule. El objetivo del grupo era llegar hasta el Laboratorio de Control Motor Humano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Talca (UTALCA), para conocer cómo aprovechando la realidad virtual los investigadores de la Casa de Estudios desarrollaron una terapia que permite mejorar la postura corporal y el equilibrio.

“Nos hace mucho sentido la metodología”, comentó Evelyn Díaz, kinesióloga de Edudown, quien justificó el interés por este sistema a partir de dos factores claves: “Los resultados que han obtenido y, además, no requiere grandes costos, acorde con la realidad de los pacientes que mayormente atendemos que son de escasos recursos”, afirmó.

La herramienta desarrollada por la UTALCA utilizó una tecnología denominada Rehabilitación de Realidad Virtual Mejorada (llamada Verr, por sus siglas en inglés) que abrió un sinnúmero de oportunidades para las personas y, en especial, maulinos que tienen alguna discapacidad o problemas de movilidad, pero por un tema de costos o de distancia no pueden acceder a tratamientos especializados.

“Me ha ayudado a tener muy buen equilibrio, de hecho me evaluó hace unos días un kinesiólogo y me encontró muy bien”, comentó Elisa Reyes, de 62 años, una de las beneficiarias de esta terapia que después de algunas sesiones, cada una de 30 minutos, mejoró la calidad de vida de la mujer y de varios de sus compañeras del club de adultos mayores Nuevo Amanecer de Los Álamos.

El balance que hace la directora del Laboratorio de Control Motor Humano de la UTALCA, Valeska Gatica, es más que auspicioso. “Esta investigación llega a uno de sus puntos más altos, después de 10 años, en los que se ha transferido a adultos mayores creando una forma de hacer terapia que es de fácil aplicación”, sostuvo.

Actualmente gracias a un proyecto del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional del Maule se espera replicar la iniciativa en otras organizaciones de personas mayores. En tanto, para apoyar a la comunidad a partir de este mes el Laboratorio abrió una sala especial, ubicada a un costado de la Clínica Kinésica al interior del Campus Talca.

CÉLULAS MADRES

Desde el Maule también se está realizando investigación avanzada en el área de la salud que puede tener un impacto más allá de las fronteras nacionales, como es el caso del trabajo que realiza el Centro de Investigación en Células Madres y Neurociencias de la Universidad de Talca, donde se investigan enfermedades inhabilitantes, con especial enfoque en la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), mal de Parkinson, enfermedad de Huntington y padecimientos crónicos como la diabetes. Además, se encuentra profundizando el estudio del cáncer.

“Es uno de los centros más avanzados que existe en nuestro país, en un ámbito tan relevante como son las enfermedades neurodegenerativas. El poder contribuir a solucionar un tema que es endémico en nuestro país y en nuestra región, sin lugar a dudas genera una serie de expectativas que queremos satisfacer adecuadamente y cualquier aporte que podamos hacer será importante”, dijo el rector de la Casa de Estudios, Álvaro Rojas.

Respecto de los desafíos del Centro uno de sus responsables, el doctor Juan Carlos Tapia, explicó que “estamos estudiando por primera vez los diferentes tipos celulares presentes en el cerebro, sus características anatómicas, funcionales y moleculares. El conocer esta información, nos permitirá desarrollar métodos terapéuticos que ayuden a mejorar enfermedades neurodegenerativas en las cuales la conectividad neuronal se encuentra alterada. Con esta información, queremos luego modificar agentes genéticos y/o farmacológicos que puedan ‘detener’ o retardar el proceso de envejecimiento en estas células”.

Junto al doctor Tapia también dirige la unidad la investigadora Mónica Carrasco, quien explicó que “en la actualidad el centro cuenta con colaboraciones de distintos académicos de la región. Además, a nivel nacional, es parte de una red de centros y laboratorios y participa también en la investigación en rejuvenecimiento cerebral junto a otras universidades y a distintas iniciativas que fomentan el desarrollo de redes de investigación en el área de la biomedicina”.​